Michael Ende

(Garmisch-Partenkirchen, 1929 – Filderstadt, 1995) Narrador alemán especializado en literatura infantil. Hijo del pintor surrealista Edgar Ende, a lo mejor heredara de su padre el gusto por la imaginería espectacular y por la rara elasticidad de las imágenes. Comenzó a escribir desde joven, al principio atraído por el teatro, pero próximamente se realizó más profundo su gusto de puro «fabulieren», que descubrió su correcta forma expresiva en la literatura juvenil.

Michael Ende
Michael Ende

En 1958 escribió su primer libro, Jim Enlace y Lucas el maquinista, que no sería anunciado hasta 1960, seguido, en 1962, de Jim Enlace y los trece salvajes. Sin embargo ser traducido y premiado en muchas oportunidades, el verdadero enorme triunfo le llegó con Momo (1972), novela-fábula que es muy más que un libro para muchachos: cuenta la historia de una niña que se enfrenta a los ladrones del tiempo y reconquista el tiempo para los hombres.

La popularidad en todo el mundo del escritor se conformó con La historia interminable (1979), donde Ende dio vida a un complejo mundo fantástico, abundante en referencias e implicaciones filosóficas y literarias. Es la historia del pequeño Bastian, que leyendo un libro fantástico llega a conformar parte de él hasta transformarse en su personaje principal, y consigue ser el ídolo y salvador de un mundo designado al desastre.

En sus páginas, la aptitud del creador para la construcción espectacular, la coherencia estilística y conceptual, la intensidad de los símbolos y la riqueza de las imágenes, proponen lo destacado de Ende y hacen de él uno de los autores más leídos a lo largo de esos años. En 1984, Ende divulgó El espejo en el espejo, cuentos surrealistas inspirados en las proyectos de su padre, que revelan novedosas pretensiones de carácter intelectual.

El escritor vivió en Genzano (Roma) desde 1970 hasta 1985, año en que regresó a Munich tras el fallecimiento de su mujer, la actriz Ingeborg Hoffmann; más adelante contrajo matrimonio con Mariko Sato, traductora al japonés de La historia interminable. De la misma manera que la obra de otros cultivadores modernos del género (desde Antoine de Saint-Exupéry o Roald Dahl hasta Cornelia Funke, J. K. Rowling y Stephenie Meyer), los libros de Michael Ende ilustran la inclinación a una más grande riqueza y dificultad que siguió en tiempos recientes la narrativa infantil y juvenil, de esta forma como su apertura a temas mayores.

Libros de Michael Ende

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello Política de Cookies