Resumen de Rebelión en la granja, de George Orwell

Resumen de Rebelion en la granja de George Orwell

En 1945, George Orwell, que pasaría a la historia por su increíble libro 1984, publicaba su segunda obra más reconocida: Rebelión en la granja. Por ese momento, nadie se podía imaginar que una fábula sobre unos animales que toman el poder de su propia granja sería una burla aguda sobre el régimen zarista, la Revolución Rusa y el estalinismo, y de cómo el régimen de Stalin corrompe el socialismo.

A pesar de ambientarse en un ámbito que satiriza el comunismo, Rebelión en la granja critica con profesionalidad el poder, la censura y la manipulación de las masas, lo que convirtió esta novela en una obra aún vigente y atemporal. Un increíble ejemplo de cómo una inocente fábula interpretada por animales puede transformarse en una de las sátiras reglas más mordaces de la historia.

➡️ Tabla de contenido
  1. Personajes de Revolución en la granja
    1. Personajes principales:
    2. Personajes secundarios:
  2. Resumen de Revolución en la granja
  3. Opinión de Revolución en la granja

Personajes de Revolución en la granja

Personajes principales:

  • El Viejo Mayor: un cerdo que es, además, el animal más sabio de la granja. Alienta con sus ideas a los otros animales para rebelarse contra el granjero Jones, aunque muere antes de ver cómo los animales triunfan en la guerra. Representa a Lenin, por hacer una doctrina propia e idear una revolución, y a Karl Marx por su filosofía anticapitalista.
  • Napoleón: un cerdo que se asemeja a un feroz jabalí. Coge el testigo del Viejo Más grande y, de a poco, empieza a transformarse en un dictador cuya autoridad no puede ser desafiada. Representa a Iósif Stalin.
  • Snowball: un cerdo intrépido que lidera a los otros animales en la revolución que derrocó al granjero Jones. Tiene planeado volver a poner la granja, nombrándola Granja Animal, y tiene planeado promover la lectura, el trabajo en grupo y la igualdad entre los animales, ampliando el animalismo a otras huertas. Napoleón tiene como función exiliarlo a la fuerza y lo considera un traidor. Representa a León Trotski.

Personajes secundarios:

  • Howard Jones: el granjero alcohólico dueño de la Granja Manor, la cual mantiene en un estado lamentable, cuidando mal de sus animales. Acostumbra dejar todo el trabajo en manos de éstos y de sus empleados. Representa al zar Nicolás II de Rusia.
  • Squealer: un cerdo que trabaja como intermediario entre Napoleón y los otros animales. Tiene enormes capacidades para la retórica y es muy persuasivo, lo que le facilita seducir a los animales de todas las elecciones problemáticas que toma Napoleón por su cuenta. Representa al electrónico de publicidad de la URSS.
  • Boxer: un fuerte caballo que trabaja sin descanso porque piensa que el trabajo duro es la clave del avance, además que los elogios de Napoleón le alientan a continuar esforzándose. No obstante, es traicionado y sacrificado por Napoleón más allá de que su papel es primordial en la creación del molino. Representa al proletariado.
  • Moses: un cuervo que habla del cielo y los animales y recibe un trato conveniente de parte de los humanos. Represente a la iglesia ortodoxa.
  • Mollie: una yegua a la que no le atrae ni la revolución animalista ni quiere trabajar. Ocasionalmente se marcha de la granja para buscar humanos a los que ser útil otra vez. Representa a las clases nobles zaristas.
  • El señor Frederick: un humano que intenta aliarse con Napoleón. Representa a Adolf Hitler.
  • El señor Pilkington: un humano que, en el final de la historia, exhibe su supuesta unión con Napoleón reuniendo a humanos y cerdos en una partida de naipes, donde tanto él como Napoleón enseñan la misma carta, demostrando que uno de los dos hace trampas. Representa a Winston Churchill, y su relación con Napoleón evoca la inestabilidad de la unión entre la URSS e Inglaterra.
  • Los perros: una exclusiva generación de perros que sirven ciegamente a las órdenes de Napoleón. Éste los crió desde perros chiquitos para que se convirtieran en sus guardianes. Representan a la policía secreta estalinista, la NKVD.
  • Las ovejas y las gallinas: son animales analfabetos, acríticos y que obedecen las órdenes sin chistar ni cuestionarse nada, llegando a mostrar un fanatismo exacerbado por su jefe. Representan al campesinado.

Resumen de Revolución en la granja

Rebelión en la granja es una fuerte crítica popular donde los animales de una granja son los personajes principales. Estos animales representan diferentes ideas reglas, y son perpetuadores y víctimas de corrupción, abuso de poder e injusticias numerosas que son muy evidentes para el lector.

Todo comienza cuando el granjero Howard Jones, dueño de la Granja Manor, llega a su casa borracho. Sus animales se reúnen para charlar y el Viejo Mayor, un cerdo de raza blanca y que se candidatea como el animal más sabio de la granja, dice cómo ellos son maltratados y sufren por culpa de los humanos, que abusan de ellos y después los matan. Todos los cerdos hacen una votación para entender si todos los animales son amigos y se escoge que sí, y que el hombre es el enemigo habitual.

Jones sigue descuidando a sus animales, sin proporcionarles de comer, por lo cual ellos tienen que buscar comida por su cuenta y eso proporciona lugar a peleas en la granja entre animales y humanos. Alentados por las ideas del Viejo Más grande, los animales llevan a cabo una revolución donde alcanzan despedir a Howard Jones de su granja, aunque el Viejo Más grande muere sin tener la posibilidad de visualizar el triunfo de sus camaradas animales.

Poco a poco, los cerdos aprenden a leer y escribir y cambian el letrero de la granja de Jones por uno que reza "Granja Animal". En la pared escriben los siete mandamientos de esta novedosa granja, basados en las ideas del Viejo Mayor:

  • Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo.
  • Todo lo que camina sobre 4 patas, nade, o tenga alas, es amigo.
  • Ningún animal usará ropa.
  • Ningún animal dormirá en una cama.
  • Ningún animal beberá alcohol.
  • Ningún animal matará a otro animal.
  • Todos los animales son iguales.

Los animales, contentos y libres del yugo de los humanos, trabajan más felizmente y la granja prospera inclusive más que cuando Jones la administraba. Es entonces cuando los cerdos se erigen como dirigentes por su sabiduría, cuyos máximos dirigentes son Snowball y Napoléon.

Los cerdos empiezan a abusar de su poder de a poco, controlando a los otros animales y quedándose con las superiores cosechas, comiéndose todas las manzanas y la leche, todo con el motivo de que requieren más alimento para lograr suponer y dirigir la granja.
Con el paso del tiempo Jones intenta recobrar la granja, pero Napoleón está listo para su ataque y Jones fracasa. En esa guerra reciben medallas por su valentía Snowball y Boxer, un caballo que trabaja duramente y que recibe recurrente elogios de parte de los cerdos por su sobreesfuerzo.

En la granja además estaba Mollie, una yegua poco interesada en la revolución y bastante menos en el trabajo. Mollie revela que los cerdos han confraternizado con un mozo de una granja vecina y huye de la Granja Animal para ser útil otra vez a los humanos. Napoleón y Snowball discuten por el poder en la granja, y Snowball sugiere que quiere que haya electricidad en la granja y para eso tienen que crear un molino de viento.

Snowball escoge reunir a los otros animales para contarles este plan, pero Napoleón provoca que los perros persigan a su compañero cerdo y Snowball escapa de la granja. Es de esta forma como Napoleón se transforma en un dictador que usa a los perros como sus leales guardias. Napoleón escoge entonces crear el molino de Snowball, que después entendemos que le robó la iniciativa a Napoleón; resulta que Napoleón no quiso que se hiciera antes el molino para no ceder poder a Snowball.

El molino cae un día en una tormenta y Napoleón culpa de esto a Snowball. Por su lado, los humanos odian la Granja Animal, pero respetan el trabajo duro y la prosperidad de la misma.
Los cerdos cada vez se comportan más como los humanos, llegando a reposar en camas sin importar estar contraindicado en los siete mandamientos del Viejo Mayor.

Napoleón abusa cada vez bastante más de su poder, quedándose con todo lo destacado que se cosecha en la granja y admitiendo que los cerdos manipulen los mandamientos a su antojo para cambiar las reglas a su favor. Además, se mudan a la vivienda de Jones, donde viven mejor que los otros animales y que éstos eligieron guardar como un museo.
La granja va cada vez peor, y el tiempo no asistencia. Los animales tienen frío, trabajan bastante y no tienen bastante comida. Los animales, para animarse, cantan el Himno Animal que solían cantar en la época revolucionarios, pero Napoleón les prohíbe continuar cantándolo porque dice que es un himno a la rebeldía, y que los animales por el momento no tienen que rebelarse porque vencieron a los humanos, que eran los contrincantes.

Como escasea la comida, Napoleón debe vender a los humanos huevos de gallinas para hallar grano. No obstante, sigue culpando de todo a Snowball, al que los animales piensan un traidor. Napoleón organiza una actividad social donde juzgan a 4 cerdos a los que tachan además de traidores, y su castigo es que sean asesinados por los perros, algo que además va en oposición a los mandamientos del Viejo Mayor. Los perros además atacan a Boxer, que resiste el ataque, aunque con consecuencias. Es de esta forma como los animales descubren de que se violan los mandamientos del Viejo Más grande, aunque están confusos porque éstos parecen diferentes y ya no tienen idea qué era verdad y qué era mentira. Por ejemplo:

  • Ningún animal dormirá en una cama con sábanas.
  • Ningún animal beberá alcohol en exceso.
  • Ningún animal matará a otro animal sin fundamento.

Napoleón expresa lo beneficioso que es vender los productos de la granja a los humanos, como el señor Frederick, quien logró un "golpe en la granja". El conflicto se transformó en un inconveniente en el cual se asaltó la propiedad y varios animales perdieron la vida en la guerra. Napoleón, convertido en un dictador absoluto, escoge llamar a esta guerra "La Guerra del Molino".

Empiezan a reconstruir el molino, con Boxer haciendo un trabajo más duro que jamás. Falto de comida, con consecuencias por el ataque de los perros y sin fuerzas de tanto trabajar, Boxer colapsa de agotamiento. Napoleón tiene como función que se lo lleven e comunica a los otros animales de que va al hospital, pero de todos modos va de sendero al matadero. En eso, se revela que los cerdos en este momento además beben alcohol que alcanzan por medio de los humanos, violando otros de los mandamientos del Viejo Mayor.

Poco a poco, la granja se multiplica, dado que los animales tienen crías, y se transforma en una república donde Napoleón es escogido como jefe, dado que es el exclusivo aspirante al cargo. Napoleón establece enlaces comerciales con los humanos, formando relaciones con quienes eran el enemigo, estableciendo procedimientos para hacer mejor la producción, controlando costos, racionando la comida y planificando horarios de trabajo.

Los cerdos empiezan a comprar propiedades humanas, corrompiéndole tanto o más como el obsoleto dueño, Jones. Napoleón se hace con un látigo para vigilar a los animales y los siete mandamientos del Viejo Más grande por el momento no están en la pared; sólo queda uno que reza: "Los animales son iguales, pero unos son más iguales que otros". Los humanos tienen la posibilidad de conocer la granja y reunirse con los cerdos, bebiendo y distribuyendo alcohol.

Al final de la historia, los animales observan anonadados cómo los cerdos caminan sobre sus dos patas traseras. Veían en el cerdo a un hombre, en el hombre a un cerdo y en el cerdo a un hombre otra vez, pero eran incapaces de distinguir quién era hombre y quién era cerdo.

Opinión de Revolución en la granja

Revolución en la granja es una magnífica alegoría sobre el poder y su predominación en la gente, evocando a la administración de la URSS de parte de diferentes dirigentes de todo el mundo, de esta forma como las secuelas de las ideologías comunista y capitalista. De hecho, Orwell aseguró que este libro representa los hechos que sucedieron tras la Revolución Comunista de 1917 y la era estalinista en la URSS.

A través de los animales de una granja, Orwell cuenta cómo es la vida en una red social igualitaria. Napoleón representaría a Stalin, quien además se aprovechó de su red social para instaurar una dictadura luego de que el poder se le subiera a la cabeza. Los especiales por los que lucharon sus camaradas quedan embarrados en un pasado cada vez más raro, y en el presente sólo el jefe tiene derecho a conseguir provecho personales de la revolución.

Rebelión en la granja es una increíble crítica a la personalidad propia, la censura, el fanatismo hacia un jefe y, al fin y al cabo, lo que puede llegar a ocurrir si el poder cae en manos de la gente equivocadas, inclusive en las comunidades con las superiores ideas. Este libro es una exhibe de cómo el avance se consigue de manera conjunta, colaborando, y que inclusive las ideologías más buenas para un grupo de gente tienen la posibilidad de caer en saco roto si se abusa del poder.

Con un lenguaje simple y un estilo humorístico, Revolución en la granja se transforma en una increíble fábula que enseña enseñanzas valiosas, como los peligros del totalitarismo, la opresión, la manipulación y la censura, y cómo todos estos inconvenientes tienen la posibilidad de perjudicar muy negativamente a la sociedad.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello Política de Cookies