Resumen de Pedro Páramo, de Juan Rulfo

Resumen de Pedro Paramo de Juan Rulfo

"Hay pueblos que saben a desdicha. Se les conoce con sorber algo de aire viejo y entumido, pobre y flaco como todo lo viejo". Con estas expresiones, el padre de Susana San Juan comunica a su hija su regreso a Comala, un pueblo donde los murmullos de los muertos hablan más que los vivos. El pueblo que es el enorme personaje principal de Pedro Páramo, junto al personaje que proporciona nombre a la novela.

Al final de la década de los sesenta, la narrativa hispanoamericana llegó a un prestigio mundial. Juan Rulfo resaltó rápidamente tras gestar extensamente Pedro Páramo, una novela revolucionaria plagada de realismo mágico que arrastra al lector del desconcierto a la sugestión.

➡️ Tabla de contenido
  1. Personajes de Pedro Páramo
    1. Personajes principales
    2. Personajes Secundarios
  2. Resumen de Pedro Páramo
    1. Primera parte
    2. Segunda parte
  3. Opinión de Pedro Páramo

Personajes de Pedro Páramo

Personajes principales

  • Comala: el pueblo de Comala es un personaje en sí mismo. Compone una voz colectiva expresada en murmullos de los pobladores muertos, que se dedican a narrar la historia del pueblo y de su cacique, Pedro Páramo.
  • Pedro Páramo: personaje central de la novela y que le proporciona el encabezado a la misma. Cacique del pueblo, representa la autoridad y el poder en Comala. Es inquietante por todos y está habituados a conseguir lo que quiere a través de la crueldad. Es dueño del rancho "La media luna", heredado de su padre, Lucas Páramo. Tras la desaparición de su hijo, Miguel, su personaje se endurece cada vez más hasta que acontece la desaparición de Susana San Juan.
  • Juan Preciado: hijo de Dolores Preciado, primera mujer de Pedro Páramo. Llega a Comala para cumplir la más reciente intención de su madre, que le pide regresar a su pueblo natal para buscar a su padre y exigirle lo que es de el, aunque revela que su padre viene hace años muerte. Este personaje ejerce de puente entre el planeta de los muertos y el planeta de los vivos.
  • Susana San Juan: amiga de la niñez de Pedro Páramo y amor platónico de éste. Se va de Comala con su padre cuando es joven y vuelve treinta años luego con un trastorno mental provocado por la desaparición de Florencio, su primer marido. Para Pedro, Susana es la hermosura personificada.

Personajes Secundarios

  • Miguel Páramo: hijo exclusivo de Pedro, el cual lo permite en su casa tras la desaparición de su madre. Además es autoritario y ambicioso, como su padre. Muere ferozmente, lo que ocasiona una enorme pena en su padre.
  • Padre Rentería: sacerdote del pueblo, representa la corrupción de la iglesia. Absuelve a Pedro Páramo de todos sus crímenes.
  • Dolores Preciado: primera mujer de Pedro Páramo y madre de Juan Preciado. Deja Comala con su hermana y vive su propia vida. En su lecho de muerte, le pide a su hijo que regrese a Comala para buscar a su padre y cobrarle el olvido donde los tuvo.
  • Abundio Martínez: hijo de Pedro Páramo, es la primera persona de Comala que conoce a Juan Preciado. Tiene como función informarle de que su padre, Pedro, ha fuerte, y lo envía a casa de Eduviges Dyada. Abundio fue quien, borracho por la desaparición de su compañera Refugio, fue al rancho de Pedro Páramo para pedirle dinero para el entierro de ésta y una vez ahí, lo apuñala por la espalda.

Resumen de Pedro Páramo

Pedro Páramo es una obra narrada con apariencia de puzzles, puesto que la trama se cuenta en diferentes tiempos: Juan Preciado narra en primera persona siguiendo una línea cronológica, en tanto que las historias de Pedro Páramo son narradas en tercera persona saltando entre su niñez hasta su edad avanzada.

Primera parte

Aquí se destaca la historia del acercamiento de Juan Preciado con los muertos a llegar a Comala. Estos muertos le asisten a reconstruir la crónica de su madre y de su pueblo natal. Juan llega a Comala para buscar a su padre, Pedro Páramo, para cumplir la más reciente intención de Dolores Preciado, su madre y la primera mujer de Pedro. Se intentó un matrimonio de conveniencia para contemplar las deudas de Don Lucas Páramo con la familia Preciado.

Al llegar a Comala, Juan está con los murmullos de los muertos, que le guían para comprender la crónica de sus padres. Revela por eso Pedro Páramo heredó el rancho "La media luna". Además conoce a Abundio Martínez, otro hijo de Pedro Páramo y que asiste para Juan a llegar a la vivienda de Eduviges.

Al llegar a la vivienda, Eduviges le dice a Juan que lo se encontraba aguardando porque Dolores le avisó de que va a ir a verla. Con el tiempo, Juan se percata de que Abundio como Eduviges estaban muertos, y está oyendo las voces de esos que se fueron. Eduviges cuenta a Juan cómo fue la vida de su madre con Pedro Páramo, de esta forma como la noche donde murió Miguel Páramo y el entierro de éste. Miguel era detestado por el padre Rentería, sacerdote del pueblo, por haber matado a su hermano y violado a su sobrina, Ana.

Por la noche, el sueño de Juan es interrumpido por una mujer, Damiana Cisneros, que además charla con él. Recorren juntos el pueblo hasta que desaparece como un murmullo más. Juan, ocasionalmente, llega al espacio que habita Dorotea la Urraca, y se proporciona a comprender que Juan cuenta la historia a esta mujer, ya desde su tumba, diciendo: “Sí, Dorotea, me mataron los murmullos.

Segunda parte

Aquí se destaca la historia del cacique del pueblo, Pedro Páramo, y su idilio con Susana San Juan hasta la desaparición de ésta, que causa el derrumbe de este hombre.

Aquí sigue en pié la crónica de Pedro Páramo. Todo empieza cuando Susana San Juan, su amiga de la niñez y amor platónico, vuelve a Comala con su padre luego de treinta años de sepa. Vuelve porque quedó viuda de su primer matrimonio, puesto que su marido Florencio ha muerto. Esto la ha provocado un trastorno mental severo. Para arrimarse a ella, Pedro manda matar al padre de Susana, Bartolomé San Juan.

Mientras tanto, empieza la revolución. Al pasar por Comala, los villistas llegan al rancho de Pedro Páramo para pedirle dinero para financiar el movimiento, y Pedro le pide a Fulgor Sedano, un empleado que trabajaba en el rancho desde que era propiedad del padre de Pedro, que se una a ellos. Además aparece la guerra cristera de la que el padre Rentería forma parte, donde matan a Fulgor. En su lugar, Pedro Páramo envía otro empleado.

Mientras tanto, Susana empeora gracias a su trastorno, que ha derivado en una patología física. La desaparición de su marido la ha sumido en tal tristeza que muere básicamente de pena, y nadie del pueblo asiste a su entierro. De hecho, Comala se llenó de fiesta por los peregrinos que llegaron de otros lados al escuchar el prolongado repique de las campanas.

El rancho "La media luna" queda abandonado y discreto, donde se camina descalzo y se habla en voz baja. Susana es enterrada y pocos se enteran, puesto que había el jolgorio era bastante inmenso. Pedro Páramo, hundido en la pena, se encerró todavía más en sí mismo y, encerrado en su cuarto, juró vengarse de Comala.

Sin embargo, Pedro es apuñalado por Abundio Martínez, su hijo, cuando éste le pide a Pedro dinero para el entierro de su mujer, Refugio. Borracho por la desaparición de su mujer, Abundio apuñaló a su padre por la espalda sin pensárselo dos ocasiones, y fue de esta forma como Pedro Páramo se desmoronó contra la tierra como si fuera miles de piedras.

Opinión de Pedro Páramo

Pedro Páramo es una novela complicado. Aun considerándose novela corta, su ritmo es retardado y sobrecargado, y puede confundir al lector con mucha simplicidad puesto que se narra en primera y tercera persona, está plagado de un realismo mágico sutil y proporciona continuos saltos en el tiempo.

Puede que se tratase de una novela creativa en su tiempo, pero la historia resulta sincopada e interrumpida. Más allá de que se respeta el tradicional esquema de primer parte, nudo y desenlace, esta composición está desordenada y la historia se cuenta por medio de extractos que tienen que sumarse como si se tratara de un puzzles.

Si bien el valor de Pedro Páramo recae en su composición y estilo, su forma de narrar y la pasividad de sus individuos, que se transforman mayormente en meros oyentes como el lector, tienen la posibilidad de hacer más difícil y también desanimar su lectura a bastante más de uno.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello Política de Cookies