Resumen de Las bicicletas son para el verano, de Fernando Fernán Gómez

Resumen de Las bicicletas son para el verano de Fernando Fernan Gomez

Las bicicletas son para el verano es una obra de teatro redactada por Fernando Fernán Gómez en 1977. En 1978 consiguió el Premio Lope de Vega del Ayuntamiento de Madrid.

Esta obra cuenta cómo en verano de 1936 estalla la guerra civil y en Madrid, una familia se ve asediada por los estragos de esta guerra. No obstante, la más grande preocupación del joven de la familia, Luis, es que sus padres le compren una bicicleta, algo que sus padres tienen que postergar. Y el retardo, como nuestra guerra, durará muchísimo más de lo que se espera.

➡️ Tabla de contenido
  1. Resumen de Las bicicletas son para el verano
    1. Primera parte
    2. Segunda parte
    3. Tercera parte
  2. Personajes de Las bicicletas son para el verano
    1. Personajes principales
    2. Personajes secundarios
  3. Opinión de Las bicicletas son para el verano

Resumen de Las bicicletas son para el verano

Primera parte

La historia empieza en un descampado de Madrid donde dos amigos, Luis y Pablo, hablan sobre cine, libros y chicas. Luis piensa una guerra en ese descampado, con tanques y aviones bombardeando el sitio, ya que es muy imaginativo. Los dos chicos habían suspendido unos cuantos materias, entre ellas Física.

La familia de Pablo se había ido de vacaciones, pero él se había quedado en el hogar con su hermana para recobrar esas materias. Por su lado, Luis quiere una bicicleta, pero sus padres no se la compran por haber suspendido.

Cuando Luis llega a casa está a su familia oyendo la radio. Su familia se constituye de don Luis, su padre, que trabaja en una bodega; doña Dolores, su madre, que es quiere de casa; y su hermana, Manolita, que es maestra aunque tiene vocación de cómica. Además está María, la criada de la familia. Aparentemente, algunos revolucionarios se habían sublevado en Marruecos, pero la familia no le proporciona consideración a la novedad y sigue con su historia.

Segunda parte

Un día, al volver del trabajo, don Luis dice que han muerto numerosas personas y otras tantas desaparecieron. El miedo a una guerra corre por Madrid. Ese mismo día, ponen la radio y escuchan que los revolucionarios llegaron a la ciudad más importante, y recomendaban a la multitud bajar las persianas durante la noche porque podrían disparar.

En la mitad de este revuelo, Julio, el hijo de doña Antonia vecina y mejor amiga de doña Dolores le pide la mano a Manolita en matrimonio, mientras Luis empieza a enamorarse de María.

Una noche, Luis y María se meten en una cuarto. Esto se reitera a lo largo de numerosas noches hasta que don Luis se entera y despide a María. Por este tiempo, la guerra ya es una situación y día tras días se escuchan bombas y/o ametralladores en las calles. María vuelve a su pueblo, donde conoce a un óptimo hombre que se transforma en su novio.

Don Luis crea un sindicato para trabajadores y se transforma en el jefe de su bodega, ya que parte importante de los dueños fueron asesinados o huyeron de Madrid. Como el hambre acechaba gracias a la guerra, don Luis llevaba botellas de la bodega a su casa y las intercambiaba por comida. En su casa está bastante doña Antonia y su hijo, Julio, había tenido un hijo con Manolita. Julio trabajaba en una tienda y un día, una bomba cae sobre esta tienda y Julio muere.

El otro hijo de doña Antonia, Pedro, se encontraba combatiendo en la guerra y le habían enviado a un campo de concentración, por lo cual era muy posible que además muriera. Doña Antonia se encontraba muy apenada y hambrienta, por eso ocasionalmente robaba a doña Dolores.

Después de un extenso tiempo de guerra, la familia se encontraba muy delgada, ya que solamente había comida. Un día, sonó la alarma y bajaron con numerosos vecinos a un refugio, aunque no cayeron bombas, sino que había un avión tirando pan sobre la localidad. El conflicto cada vez se encontraba más cerca del fin y los revolucionarios estaban próximo de vencer a la República.

Tercera parte

Un día, doña Dolores recibe la visita de María, que paso por a la familia con su marido. Les llevaron comida y enormes noticias: en Valencia había mucha comida, como se podía ver en el aspecto sano de María y su marido.

Él estuvo trayendo comida un tiempo hasta que un día vino ella sola contando que como se habían casado a lo largo de la guerra que el matrimonio no valía, por eso no estaban juntos. Ella pidió trabajo en el hogar de doña Dolores, pero era irrealizable porque no había dinero, por lo cual María salió a trabajar con la vecina.

Por estas fechas, los revolucionarios habían derrotado a la República y varios de los que huyeron habían regresado, por eso a don Luis lo echaron del trabajo.

Luis, que estuvo haciendo un trabajo con su padre a lo largo de la guerra, era ya todo un hombre y se poseía que poner a buscar trabajo. Pablo, el amigo de Luis, se iba a marchar a Barcelona y se despidió de él. A don Luis lo iban a evaluar por lo del sindicato y le cayó la condena más chiquita, 12 años. Luis descubrió trabajo y en el final su padre le tuvo que adquirir la bici, ya que era un trabajo de recadero.

En el desenlace de la obra, están Luis y su padre comentando en el sitio en el que al inicio Luis y Pablo hablaban de la guerra, y decían que en Madrid jamás habría una guerra y menos en ese lugar donde había un hospital y una facultad. Don Luis fue juzgado y murió en la prisión por una patología. Su familia siguió su historia, Manolita se transformó en una estrella del teatro y Luis siguió haciendo un trabajo y aprendiendo de forma simultanea.

Personajes de Las bicicletas son para el verano

Personajes principales

  • Don Luis: cabeza de familia, trabaja en unas bodegas y está casado con Dolores, matrimonio del que nacerían sus hijos Luis y Manolita. A lo largo de la guerra crea un sindicato y se hace con el control de la bodega, pero lo condenan a 12 años de prisión, donde muere gracias a una patología.
  • Doña Dolores: mujer de don Luis, madre de Luis y Manolita y quiere de casa. Aunque vive en un espacio de aspecto burgués, de todos modos ella y su familia son de clase obrera. Su mejor amiga es su vecina, llamada doña Antonia.
  • Manolita: hija de don Luis y doña Dolores, una chica joven y muy bonita que trabajaba de maestra antes de que le viniera la vocación de cómica, algo que no gustó bastante a sus padres. Su vecino está enamorado de ella y en el final, se casa con él. Antes de él tuvo un hijo de un capitán del batallón que fue ejecutado. Cuando era madre soltera, Julio, su vecino, le pidió la mano, pero él además murió.
  • Luis: hijo de don Luis y doña Dolores, un joven de 15 años aficionado a la literatura y muy fantasioso. Le agrada escribir poesía y teatro. La guerra le pilló en medio de una pubertad y revela sus deseos sexuales con su criada. Él quiere una bicicleta para lograr ligar con una chica, pero no se la compran por haber suspendido Física. Cuando termina la guerra, su padre le adquisición la bicicleta porque debe trabajar de recadero, dado que él va a estar en la prisión.

Personajes secundarios

  • María: criada de la familia. Se conquista de Luis y escoge irse de la vivienda, por lo cual vuelve a su pueblo, donde conoció a un óptimo hombre con el que se casa. Como se casaron a lo largo de la guerra, el matrimonio no era válido, por eso él tomo la decisión de dejarla. María volvió y le pidió trabajo a don Luis, pero la economía era muy mala, por eso salió a trabajar a casa de una vecina de don Luis.
  • Pablo: mejor amigo de Luis, un joven de 15 años que además es apasionado de la literatura, aunque no le entusiasma tanto como a su amigo. Además le agrada el cine. A lo largo de la guerra, sus padres se fueron de vacaciones y él se quedó en Madrid porque le han quedado tres materias. Al cabo de un tiempo, sus padres vuelven por él y se van a vivir a Barcelona.
  • Doña Antonia: una mujer menuda, vecina y mejor amiga de doña Dolores. Su hijo, Julio, se casó con Manolita y el otro, Pedro, era novio de una prostituta. Julio murió y Pedro está en un campo de concentración y probablemente muera. Doña Antonia es viuda y además es un poco pobre. Poseía una tienda, pero la vendió.

Opinión de Las bicicletas son para el verano

Las bicicletas son para el verano es una espléndida obra teatral, que resulta una novela, y que piensa el modo especial de vivir los años de la Guerra Civil en el Madrid asediado por medio de individuos de todos los bandos que ven sus vidas alteradas por la guerra.
Pasando de la inocencia y alegría del inicio a la desesperación y tristeza del final, Las bicicletas son para el verano es una obra exclusiva e importante, que se lee ágil y nos sumerge en muy escasas páginas en las vivencias de la Guerra Civil. No decepciona.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello Política de Cookies