Resumen de El rostro de la sombra, de Alfredo Gómez Cerdá

Resumen de El rostro de la sombra de Alfredo Gomez Cerda

Podría decirse que El rostro de la sombra es uno de esos libros que se leen en una tarde. Sus menos de 200 páginas y la intriga de su trama hacen que uno lo coja y no logre soltarlo hasta llegar a su ambiguo final. Y sucede que Alfredo Gómez Cerdá consiguió escribir una historia juvenil donde se ve que todo se resolverá en la siguiente página, cuando la verdad es que se enreda más y más.

Lo que comienza siendo una travesura inocente para hallar visitas en Internet se transforma en un drama sobre el cariño, la amistad, la justicia y la pérdida. Alfredo Gómez Cerdá nos transporta a través de forma experta por medio de una amalgama de sentimientos contradictorios, secuelas no deseadas y una continua pelea contra la ética y la moral, donde las cuestiones más evidentes son además las menos simples de responder.

➡️ Tabla de contenido
  1. Resumen de La cara de la sombra
    1. La introducción: el accidente
    2. El nudo: la presión
    3. El desenlace: la doble moral
  2. Vídeo Resumen de La cara de la sombra
  3. Opinión de La cara de la sombra
  4. Personajes de La cara de la sombra
    1. Personajes principales
    2. Personajes secundarios

Resumen de La cara de la sombra

La introducción: el accidente

Adrián, Borja y Claudio son tres alumnos madrileños de primero de bachillerato que se pasaron el sábado de botellón, por lo cual en este momento pasean por las calles con una borrachera terrible encima. En la noche, deciden consumar un plan que habían trazado mientras el alcohol fluía por sus venas: publicar piedras a la autovía desde un puente y grabarlo para colgarlo en Internet, puesto que una hazaña de esta forma no sirve de nada si nadie la ve.
Los tres amigos, liderados por Adrián, si dirigen en la oscuridad a la M-30, una de las rutas más transitadas de la región. Ahí, Claudio y Borja cogen piedras y suben a un puente mientras Adrián, desde abajo, empieza a grabar. Cuando llega un coche, Claudio lanza una piedra y el conductor la esquiva de un volantazo. Borja lanza otra piedra a un segundo coche, que la esquiva hacia el lado equivocado y se termina estrellando.
Después del incidente, los tres amigos huyen del lugar y se adentran en la oscuridad de la Casa de Campo. Siguen su sendero hasta que llegan a su centro, se cuelan y suben el vídeo a Internet de manera anónima desde un PC de la salón de informática. Pasados unos minutos, empiezan a llevar a cabo circular el vídeo entre sus amigos vía mensaje de texto, fingiendo que lo terminan de hallar explorando por la red.
De sendero a casa, cuando el grupo se divide, Adrián llama a su novia, Nuria, más allá de ser las seis y media de la mañana porque presupone que está aprendiendo. Tras numerosos intentos fallidos, Nuria por fin le coge el teléfono y, entre sollozos, le enseña que está en el hospital porque sus padres tuvieron un incidente de coche. Adrián se asea, se cambia y coge su moto para ir al hospital, donde encuentra a Nuria desolada por su madre, que está en estado crítico. Su padre, Víctor, agradecidamente, sólo tiene bastantes rasguños.

El nudo: la presión

Víctor le cuenta a Adrián que iban manejando por la M-30 cuando unos desalmados tiraron piedras desde un puente, ocasionando el incidente, y le jura que los va a encontrar y les va a hacer padecer lo malo. Nuria se expone en concordancia en hallar a los responsables y hacerlos realizar los pagos por el incidente. Adrián, por su lado, intenta verse relajado teniendo en cuenta que el incidente fué provocado por él y sus amigos, y escoge ocultarle la realidad a su novia para no perderla.
Ese mismo día, domingo, los instrumentos sociales para informar y comunicar dan la novedad del incidente introduciendo el vídeo filtrado en Internet, e reportan de que se conoce que dicho vídeo fué colgado desde el centro donde estudia Adrián. Nuria, al entender esto, le pide a su novio que, por favor, investigue y la ayude a conocer a los responsables. Adrián ingresa, más allá de que los responsables sean él y sus amigos.
Mientras todo lo mencionado sucede, Reyes, la hermana chiquita de Adrián, le hace comentarios raros que dan a comprender que sabe que su hermano y sus amigos son los causantes del incidente, y Adrián tiene una reacción acusándola a ella más allá de que eso no tenga sentido. De forma simultanea, le dice a Nuria que sospecha de algunos alumnos, sin ofrecer nombres: unas alumnas de primero de la ESO, lo que tiene dentro a su hermana Reyes, y unos estudiantes de su curso, lo que tiene dentro a su amigo Claudio.
La circunstancia se regresa cada vez más insostenible. Borja, que siempre fué leal a Adrián, empieza a cuestionarle cuando revela que quiere culpar de todo a Claudio para que los dos salgan airosos. El estado de la madre de Nuria empeora por instantes, y tanto ella como su padre están cada vez más ansiosos por hallar a los responsables. Y en el hogar de Adrián la circunstancia con su hermana es molesto, puesto que no deja de acusarle.
El miércoles todo estalla cuando Reyes les dice a sus padres que Adrián y sus amigos son los responsables del incidente. Adrián, que no es compatible más la presión, lo reconoce. En tanto que su madre se derrumba, su padre, que es abogado, se enfrentamiento entre un problema moral: contribuir a su hijo o llevar a cabo justicia. En el final, escoge apelar a sus sentimientos y hacer una coartada que permita culpar a Borja y a Claudio y exculpar a su hijo, decepcionando a su hija Reyes. En medio de una conversación, Nuria llama a Adrián. Desconsolada, le cuenta que su madre ha muerto, incapaz de aguantar las consecuencias del incidente.

El desenlace: la doble moral

Al día siguiente, Adrián acude con su familia al tanatorio, donde además van a estar Borja y Claudio. Ahí, el padre de Adrián le cuenta su plan: dirían que él y su mujer salieron, dejando que Adrián como Reyes saliesen juntos con su permiso. Adrián habría dejado a su hermana con unas amigas y se habría ido con Borja y Claudio, pero, como no paraban de beber, al rato se marcharía a agarrar a su hermana y a las tres de la madrugada, antes de la hora del incidente, habrían regresado juntos a casa, donde les esperaban sus padres. De esta forma, la culpa del homicidio involuntario recaería sobre Borja y Claudio. Adrián se llama la atención de que su padre a culpar a sus amigos para salvarle a él, más que nada porque él además había barajado esa oportunidad.
Mientras todo el planeta estaba en el entierro de la madre de Nuria, Reyes se encontraba sola en el hogar, debatiéndose. Estaba en terminado conflicto con su padre, puesto que él siempre había abogado por la justicia, pero no pretendía poner en una situación comprometedora a su hermano más allá de que se ve que se llevaban mal. De todos modos, lo adoraba. Sola y aterrada, se imaginaba una vida plagada de silencios tensos y miradas cómplices, escondiendo una verdad que siempre les atormentaría. Encuentra el número de teléfono de Nuria, y no sabe si seguir estando leal a sus principios o apartarlos por su familia.
Las horas pasan y Reyes cada vez está más y más confusa. Quiere a su hermano, pero no sabe si puede, si debe, aceptar que su delito quede impune, y menos luego de que un individuo hubiese muerto por sus actos. Eso significaría que inclusive la justicia tiene preferidos, que hay clases y permisos. No sabe si se arrepentirá bastante más de llamar a Nuria o de no llamarla, ni de si debe obedecer a su padre, respetado abogado; a su cerebro, lógico pero vacilante; a sus sentimientos, que apoyan a su hermano; o a su raciocinio, siendo tan únicamente una niña de trece años.
Reyes escoge contar hasta diez antes de decidir. Cuando acaba, el reloj de su móvil marca las 12 en punto, la misma hora a la que había comenzado a sonar el dispositivo de Nuria, finalizando la historia en una nota ambigua.

Vídeo Resumen de La cara de la sombra

Opinión de La cara de la sombra

Con un estilo simple y fresco, El rostro de la sombra consigue, en menos de 200 páginas, incomodar al lector con temáticas tan destacables para la reflexión como lo son los peligros de un de Internet, las secuelas de lo que se ve un juego de jovenes, la embriaguez, la culpa, la compromiso y la ética.
Disfrazada como una novela de suspense, la verdad es que esta historia habla de sentimientos, primordialmente el miedo: a la compromiso, a las secuelas, a la pérdida. A lo largo de toda la trama observamos cómo sus individuos tienen que confrontar a algo que no posee remedio y, además, cómo el cariño, la justicia y la amistad tienen la posibilidad de ser una fortaleza para unos y un obstáculo para otros.
El rostro de la sombra nos enseña lo ágil que tienen que ajustarse la gente a ocasiones inesperadas y repentinas, y cómo nuestros actos tienen la posibilidad de tener secuelas terribles si no nos detenemos a suponer a lo largo de unos segundos antes de ejecutarlos. Cinco días en los que un conjunto de individuos es testigo de cómo sus vidas cambiaron radicalmente en términos de segundos.

Personajes de La cara de la sombra

Personajes principales

  • Adrián: es el jefe del grupo de amigos que tiene con Borja y Claudio. Tiene la iniciativa de tirar piedras a la carretera y grabarlo con su móvil. Cuando hace un incidente que perjudica a la madre de su novia, Nuria, escoge callar para no perder a Nuria ni arruinar su futuro, pero es incapaz de aceptar su responsabilidad. A lo largo de la historia es sometido a una enorme presión, puesto que Nuria quiere hallar a los responsables del incidente a la vez que la hermana de Adrián, Reyes, le interroga porque sospecha de él.
  • Nuria: es la novia de Adrián. Sus padres iban en el coche accidentado por el macabro juego del grupo de amigos, pero ella no sabe que Adrián es el responsable. Su madre está en estado crítico y Nuria está decidida a hallar a los causantes, por lo cual Adrián hace todo lo viable para no ser descubierto y, de esta forma, no perder a su novia. Por otro lado, Nuria, que no sabe que Adrián es el culpable, le solicita asistencia para hallar a los causantes.
  • Reyes: es la hermana chiquita de Adrián. A sus trece años usa palabrotas muy comunmente y es muy metomentodo, lo que molesta a su hermano. Por otro lado, más allá de su edad, es muy capaz y perspicaz, y sabe proteger sus ideas con argumentos lógicos. Sospecha de su hermano y es con la capacidad de someterle a interrogatorios insufribles que le hacen perder los nervios. Cuando se revela que Adrián es el culpable del incidente, se enfrenta a su padre él siempre hablaba de justicia, pero, en esta situación, quiere asegurar a su hijo. Esto, a su corta edad, le causa un dilema: ¿qué es de mayor relevencia, la justicia o la familia?

Personajes secundarios

  • Borja: dicen de él que es el “perro faldero de Adrían”. Es el que arroja la piedra que hace el incidente. Siempre se expone leal a Adrián hasta que éste le ofrece culpar a Claudio para que él como Borja salgan airosos de la circunstancia. En ese instante, se cuestiona el liderazgo y la integridad de su amigo.
  • Claudio: forma parte del grupo de amigos, aunque Adrián le llama “tocapelotas”, porque es indeciso y cuestiona todas las elecciones de Adrián. Es el primero que tiene el impulso de entregarse y contar la realidad sobre el incidente, pero se deja seducir por Adrián, que se niega a confesar, y por Borja, que de primeras apoya al jefe.
  • Víctor: es el padre de Nuria. Su mujer resulta dificultosamente herida en el incidente, en tanto que él sólo tiene unos rasguños. Se siente despedazado y atormentado por el estado de su mujer.
  • Julio: el padre de Adrián y Reyes. Es abogado y un defensor de la justicia pero, cuando revela que Adrián es el responsable directo del incidente, debe elegir entre la justicia o los sentimientos hacia su hijo. En el final, escoge asegurar a su hijo, ocultado la realidad y creando una coartada falsa para culpar a sus amigos.
  • Elvira: la madre de Adrián y Reyes. Cuando revela la realidad sobre el incidente, no se cuestiona nada. Sencillamente, se derrumba y se pasa los días llorando desesperada, abrazada a su hija, que no es compatible ver cómo su familia se desmorona.
  • Consuelo Novelda: apodada "la Chelo", es la directora del centro donde estudian Adrián, Borja, Claudio y Reyes.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello Política de Cookies