Resumen de El almohadón de plumas, de Horacio Quiroga

Resumen de El almohadon de plumas de Horacio Quiroga

Reconocido como el Edgar Allan Poe latinoamericano, Horacio Quiroga ha podido exhibir en un cuento corto una triste y trágica historia de amor donde la indiferencia frente el matrimonio acaba de la peor forma viable. Pero la verdad es que hay bastante simbolismo escondido entre las escasas páginas de El almohadón de plumas.

El amor y la desaparición se entremezclan en una trama simple pero agobiante, donde el creador, por medio de un cuento de terror, narra la ansiedad del amor, la idealización del matrimonio y la impotencia de un hombre que pierde de a poco a su mujer sin entender por qué, y sin entender cómo evitarlo.

➡️ Tabla de contenido
  1. Resumen de El almohadón de plumas
    1. Planteamiento
    2. Nudo
    3. Desenlace
  2. Análisis de El almohadón de plumas
  3. Personajes de El almohadón de plumas
    1. Personajes principales
    2. Personajes secundarios:

Resumen de El almohadón de plumas

Planteamiento

El almohadón de plumas es un cuento corto, pero tenebroso, apoyado en la narración de una pareja de recién en matrimonio que vivieron una vivencia tan rara como trágica.

Esta pareja, casada en abril, se encontraba conformada por Alicia y Jordán. Alicia era una mujer tímida, pero amable y muy agradable. No ocurría lo mismo con Jordán, que era un hombre terco y de mal carácter.

Las ilusiones de Alicia se desvanecía de a poco por culpa de la actitud de su marido; los sueños de niña acerca de cómo sería un matrimonio fueron asesinados por la verdad. No obstante, aunque Alicia temía a Jordán por lo malhumorado que regresaba siempre del trabajo, además lo amaba y pretendía continuar con él. Jordán, por su lado, además amaba a Alicia con disparidad, aunque algunas veces costaba creerlo porque jamás se lo decía.

Durante tres meses su matrimonio fue feliz, aunque Alicia deseaba que Jordán tuviera un mejor carácter y le expresase sus sentimientos más comúnmente. Ella se encargaba de mencionarle siempre a Jordán que le pretendía e intentaba demostrarle su amor, de esta forma como expresar sus sentimientos, aunque Jordán aparentaba no llevar a cabo bastante caso a Alicia.

Nudo

El lugar de vida donde convivían empezó a transformarse en un complemento de lo que Alicia sentía de todos modos. En la parte de atrás había una cuarto muy discreta, pero que aparentaba sacada de un palacio porque se encontraba llena de esculturas. Las paredes de la vivienda, aunque no estaban agrietadas, eran muy frías, y al atravesar las habitaciones retumbaba un eco que hacía parecer que la vivienda se encontraba dejada.
Ya que la vida matrimonial era decepcionante para Alicia, solía pasarse los días durmiendo hasta que Jordán llegaba de trabajar. Dormía en una cama donde apoyaba su cabeza en un imponente almohadón de plumas, práctico y despacio. No obstante, desde que tomo la decisión de reposar más, adelgazó bastante debido y todos los días empeoraba más y más.
Un día, para animarla, Jordán tomo la decisión de llevarla al jardín, pero Alicia observaba con la mirada perdida, mientras Jordán intentaba consolarla sin triunfo. Al acariciar su cabeza para tener un gesto dulce con ella, Alicia rompió a llorar desconsoladamente, a medida que más acariciaba su cabeza, más fuerte lloraba Alicia.
Desde ese momento que estuvo fuera de la cama, Alicia languideció. Por esto, Jordán instó a un médico, que le mandó reposo hasta conocer la causa de su patología, debido a que no comprendía por qué Alicia perdía tanto peso si comía bien y se encontraba sana. Pero Alicia, recostada en el almohadón de plumas, empeoraba por instantes y el médico, suponiendo que tenía que ver con anemia, perdió toda promesa.

Desenlace

Pasado un tiempo, Alicia murió. Cuando se llevaron su cadáver, la sirvienta de la vivienda limpió su cuarto. A lo largo de esta limpieza, se percató de que el almohadón de plumas poseía manchas de sangre, de esta forma como algo raro en la parte donde Alicia había estado apoyando su cabeza, y instó a Jordán. Fue de esta forma como se dieron cuenta que dentro del almohadón había un parásito aterrador, de aspecto monstruoso, que había estado succionando la sangre de Alicia a lo largo de todo este tiempo, hasta matarla.

Análisis de El almohadón de plumas

Horacio Quiroga sólo requiere un corto cuento para aterrorizaros con una historia que empieza con el cariño y acaba, penosamente, con la desaparición, un tema normal en sus trabajos.

Tras su fachada simple, El almohadón de plumas nos comenta cómo un amor mal expresado nos puede succionar las ganas de vivir. Por medio de diferentes simbolismos, se cuenta la narración de dos adolescentes enamorados que deseaban amarse, pero no sabían cómo. Esto puede verse en la vivienda donde viven, un colosal edificio semejante a un palacio y, no obstante, frío y discreto. Lo mismo sucede con el cariño entre Alicia y Jordán: su amor es inmenso, pero frío y distante.

El otro enorme simbolismo es nuestra Alicia, derrumbándose de a poco. Aunque en el final de la historia sea por culpa del monstruoso parásito, ésta no es sino una metáfora de cómo una relación donde no se expone amor ni aprecio nos puede llegar a matar. Esto se comprueba en la escena donde Jordán acaricia la cabeza de Alicia y ésta rompe a llorar, que tiene dos lecturas: bien puede llorar porque le hace inconveniente, debido a que es donde el bicho estuvo succionando, o porque la exhibe de aprecio de Jordán es tan inmediata y rara que Alicia cede frente las emociones.

Alicia se deja llevar por una patología que la está matando, pero no le importa; ella ya se encontraba muerta por dentro. Sólo se aferra a su marido, como sucede cuando van al jardín y toma su brazo, pero no se relaciona con ningún otro además de él. De hecho, el médico no encuentra cura para su patología porque hablamos de una especie de anemia emocional; Alicia no quiere vivir. Por eso no pelea contra su creciente patología, porque Alicia se convirtió en una mujer encerrada en sí misma que es dependiente de su marido.

El almohadón de plumas es una triste narración acerca de la desaparición, más que nada la desaparición interna, del alma, la desaparición de un individuo que no posee fuerzas para vivir y se transforma en un ente. Igual que el parásito succionaba la sangre de Alicia, su matrimonio con Jordán succionaba sus sueños y su felicidad. Es de esta forma como el creador dibuja a una mujer sumisa que, incapaz de levantar su propia voz, se deja arrastrar por la tristeza hasta la desaparición.

Personajes de El almohadón de plumas

En este cuento sólo podemos encontrar dos individuos principales: Alicia y Jordán. El resto de individuos son secundarios, siendo además escasos, consistiendo en la sirvienta, el médico y el bicho monstruoso que aniquila a Alicia.

Personajes principales

  • Alicia: mujer de Jordán, una mujer tímida pero muy divertido a la que le agrada mostrar a Jordán todo el tiempo lo bastante que le quiere, aunque le tema. Interesante y jovial, al mudarse con su marido a su novedosa casa empieza no sólo a perder sus ilusiones por la vida matrimonial, sino además a bajar de peso de manera enigmática. A lo largo de la historia se sume en una patología cada vez más grave y agonizante, hasta fallecer.
  • Jordán: marido de Alicia, hablamos de un hombre de carácter duro, áspero y malhumorado. Aunque no lo demuestre ni se lo diga, la verdad es que, en el fondo, quiere con disparidad a su mujer Alicia y se preocupa bastante por ella, por su salud y por su felicidad. De hecho, intenta conformar con ella una hermosa familia y vivir todos contentos en su novedosa casa.

Personajes secundarios:

  • El médico: un doctor que visita a Alicia para conocer el porqué de su disminución del peso, debido a que se alimenta bien y se ve sana. Por último, interpreta que Alicia tiene una anemia a la que no sobrevivirá.
  • La sirvienta: una sirvienta que trabaja en la vivienda. Al fallecer Alicia, tiene como función limpiar su cuarto y su cama, y es en ese instante cuando revela algo terrorífico en el almohadón de plumas.
  • El parásito: un raro bicho de aspecto aterrador y monstruoso que, escondido en el almohadón de plumas, succiona la sangre de Alicia hasta matarla.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello Política de Cookies