Resumen de Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez

Resumen de Cronica de una muerte anunciada de Gabriel Garcia Marquez

Gabriel García Márquez divulgó en 1981 Crónica de una muerte anunciada, que sería clasificada como una de las 100 superiores novelas en castellano del siglo XX. No es para menos, debido a que esta novela representó un atrayente acercamiento entre lo periodístico, lo narrativo y la novela policial.

Crónica de una muerte anunciada está inspirada en un hecho real ocurrido en 1951 en Sucre. Lo que no sabía García Márquez es que, al tomar este suceso real para hacer una novela como crónica periodística, podría estar escribiendo una de las historias más atrapantes de la literatura, destinada a transformarse en un tradicional.

➡️ Tabla de contenido
  1. Personajes de Crónica de una muerte anunciada
    1. Personajes principales:
    2. Personajes secundarios:
  2. Resumen de Crónica de una muerte anunciada
  3. Opinión de Crónica de una muerte anunciada
  4. Resumen de Del amor y otros demonios
    1. Capítulo I
    2. Capítulo II
    3. Capítulo III
    4. Capítulo IV
    5. Capítulo V
  5. Opinión de Del amor y otros demonios

Personajes de Crónica de una muerte anunciada

Personajes principales:

  • Santiago Nasar: personaje principal de la historia. Es el hombre cerca del cual se edifican los hechos. Muere a manos de los hermanos Vicario el día siguiente de la boda de Ángela Vicario.
  • Ángela Vicario: novia y mujer de Bayardo San Román. Perdió su honor el día de su noche de bodas, debido a que Bayardo la rechazó por no ser virgen. Ella perdió la virginidad antes con Santiago Nasar. Como curiosidad, es prima del narrador.
  • Bayardo San Román: un hombre de familia adinerada. Se casa con Ángela Vicario tras cortejarla un tiempo reducido, porque ella era de familia pobre y se casó por necesidad. La repudia el día de la noche de bodas al darse cuenta de que no es virgen y la devuelve a su casa.

Personajes secundarios:

  • Pablo Vicario: gemelo de Pedro y hermano de Ángela. Es el que más reitera que asesinar a Santiago. Al irse de la prisión se casa con su prometida, Prudencia Cortés.
  • Pedro Vicario: gemelo de Pablo y hermano de Ángela. Es un hombre del batallón y tiene la iniciativa de matar a Santiago para recobrar el honor de su hermana. Al irse de la prisión vuelve a las fuerzas armadas.
  • Purísima del Carmen: madre de Ángela, y sus hermanos. Es combativa y maltrata de forma física a su hija.
  • Poncio Vicario: padre de Ángela, Pedro y Pablo. Es muy más grande, ciego. Muere mientras sus hijos están en la prisión.
  • Plácida Linero: madre de Santiago. Era famosa en la localidad por ser intérprete de sueños, y no se perdona sobre aquel un sueño que tuvo su hijo del día antes de su muerte.
  • María Alejandrina Cervantes: una prostituta que llora la desaparición de Santiago.
  • Prudencia Cortés: prometida de Pablo Vicario. No se habría casado con él si no hubiera ejecutado a Santiago por el honor de su hermana.
  • Ibrahim Nasar: padre de Santiago, ya fallecido.
  • Victoria Guzmán: cocinera de la familia Nasar. Tuvo una aventura con Ibrahim.
  • Divina Flor: hija de Ibrahim y Victoria Guzmán.
  • Flora Miguel: pareja de Santiago Nasar.

Resumen de Crónica de una muerte anunciada

Crónica de una muerte anunciada nos detalla los hechos pasados, presentes y futuros que cubren el asesinato de Santiago Nasar. Todo empieza en la noche de bodas de Bayardo San Román y Ángela Vicario; el hombre revela que la mujer no es virgen y la devuelve a su casa. Ahí, los hermanos gemelos de Ángela, Pedro y Pablo Vicario, la preguntan quién tomó su virginidad y ella confiesa que fue Santiago Nasar. Los gemelos van en busca de Santiago, y lo matan.

Cabe destacar que la novela no sigue una composición lineal. De hecho, la historia empieza cuando el narrador, un amigo de Santiago, vuelve a construir los hechos 27 años luego, hechos de los cuales fue testigo. Nos coloca en la vivienda de Santiago Nascar la mañana donde fue ejecutado. Santiago vivía con su madre, Plácida Linero; su cocinera, Victoria Guzmán; y la hija de ésta, Divina Flor. Su padre, Ibrahim Nasar, murió tres años antes de los hechos, y Santiago se había hecho cargo del rancho familiar con un destacable triunfo, convirtiendo a los Nasar en una familia rica.

El día del asesinato de Santiago, el obispo llega en bote a la localidad para bendecir el matrimonio de Bayardo San Román y Ángela Vicario, por lo cual muchas personas va al muelle para ver los barcos atracar. Los gemelos Vicario, Pedro y Pablo, están sentados en una lechería que está orientada al muelle para ver los movimientos de Santiago y poder asesinarlo. Entonces, la hermana del narrador se entera de que Ángela Vicario fue devuelta a su casa la noche de su boda.

Resulta que Bayardo San Román había llegado a la localidad tiempo atrás en busca de una novia. Se tomo la decisión de por Ángela Vicario y la cortejó en el transcurso de un corto tiempo de tiempo. No logró falta muchísimo más, debido a que Bayardo era de una familia rica y Ángela, de una familia pobre, por lo cual se casó con él no por amor, sino por necesidad.

La noche antes del asesinato hay numerosas celebraciones que siguen de madrugada en el prostíbulo de María Alejandrina Cervantes. Ahí, Santiago Nasar había estado charlando los con gemelos Vicario y su amigo, el narrador, hasta altas horas de la madrugada. Cuando los gemelos volvieron a casa y hallaron a su hermana, eligieron vengarla y recobrar su honor asesinando a Santiago.

Lo interesante es que los gemelos Vicario mencionaron en repetidas oportunidades que poseían la intención de asesinar a Santiago, pero ni el carnicero, ni el oficial de policía ni el coronel se lo han tomado seriamente. Pensaban que estaban de guasa, y lo dejaron correr. Clotilde Armenta, la propietaria de la lechería desde la que los gemelos observaban a su víctima, inclusive le contó al sacerdote que los hermanos amenazaban con asesinar a Santiago, pero la emoción por su llegada provoca que se olvide de esta observación.

Una vez cometido el asesinato, la familia Vicario huye de la región. Una semana luego, Bayardo San Román además se marcha en un barco que envían sus familiares. Por su lado, los gemelos Vicario son condenados a tres años de prisión. Una vez liberados, Pablo se casa con su prometida, Prudencia Cortés, y Pedro vuelve a las fuerzas armadas. Ángela, por su lado, se ocupó a escribirle cartas a Bayardo cada semana a lo largo de diecisiete años, porque la noche que él la devolvió a su casa, ella se enamoró de él. Por último, Bayardo vuelve con ella.

Años luego del asesinato, el acontecimiento todavía es el exclusivo tema de conversación en la localidad. El narrador cuenta cómo su amigo Cristo Bedoya había estado intentando encontrar a Santiago la mañana del asesinato para advertirle de lo que los gemelos Vicario deseaban llevar a cabo con él, pero no le descubrió porque Santiago había ido a casa de su prometida, Flora Miguel. El padre de Flora fue el primero que le avisó sobre el asesinato, y entonces entendemos que, ese día, muchas personas había ido a la localidad por la llegada del obispo, pero se había quedado por los comentarios sobre el asesinato.

Santiago se va de casa de su prometida, raro. Clotilde Armenta le aconseja que salga corriendo, y Santiago regresa corriendo hasta su casa. No obstante, los gemelos Vicario lo alcanzan y le apuñalan hasta la desaparición justo en la puerta de su casa.

Opinión de Crónica de una muerte anunciada

"El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para aguardar el buque en el que llega el obispo". Con esa cita tan concisa y directa, Gabriel García Márquez atrapaba a millones de leyentes durante los años. Crónica de una muerte anunciada te dice desde el primer instante qué va a pasar y, no obstante, no deja de tener ese halo de secreto que la envuelve de inicio a fin.
No es de extrañar, ya que nuestro Julio Cortázar ya definió a Gabriel García Márquez como "un genio".

Y de esta forma era; en este relato lo revela presumiendo de una brillantez suma. Todos saben qué pretensiones tienen los gemelos Vicario. Todos saben que se va a cometer un asesinato. Todos saben quién será la víctima. Todos saben que tienen la posibilidad de evitarlo. Y, no obstante, sucede. Y al lector, que lo sabe desde la primera cita de la novela, le pilla desprevenido.

Crónica de una muerte anunciada es un atrayente thriller con tintes periodísticos. Es fluido, es nítido, es simple, es lindo. Es el delito convertido en show, del que nosotros además somos presentes. Es, sencillamente, una obra maestra.

  • Judas Iscariote: un ciervo mulato que Bernarda adquisición para agradar sus deseos, ya que se obsesiona con él.
  • Martina Laborde: una vieja monja sentenciada a cadena perpetua por haber matado a dos compañeras.

Resumen de Del amor y otros demonios

Capítulo I

Sierva María de todos los Ángeles es una niña de 12 años, hija del Marqués de Casualdero y de Bernarda Cabrera. Bernarda era tuberculosa y poseía que tomar antibióticos, además de que odiaba a su hija. Por esto, Sierva María creció con las tradiciones de los esclavos yoruba que la cuidaban, más que nada de la esclava Dominga de adviento.

La niña se encontraba en el mercado con una esclava mulata y es mordida por un perro rabioso. Días luego de lo ocurrido, la esclava mulata le contó a Bernarda que un perro había mordido a su hija, pero a la mujer no le interesó y próximamente se olvidó de que se lo habían contado siquiera.

No se supo nada bastante más de la íra hasta que una anciana india llamada Sagunta instó a la puerta del Marqués y le mencionó que un perro había mordido a su hija. El Marqués le hizo la pregunta a su hija si eso era verdad y ella lo negó, pero Bernarda admitió que era verdad, que lo sabía porque la esclava mulata se lo había dicho hacía tiempo.

El Marqués fue a conocer al médico Abrenuncio para contribuir a su hija. Por su lado, Bernarda compró un hombre en el mercado, Judas, ya que se obsesionó con él. Un día, Dominga descubrió al hombre revolcándose con Bernarda, y ésta la intimidó para que no dijera nada al Marqués, aunque éste ya sabía lo que ocurría entre su mujer y el ciervo.

Dominga amanece muerta al día siguiente y el Marqués le pidió a la esclava mulata que acompañó a Sierva María al mercado que cuidase de la niña como lo hacía Dominga. El Marqués y el médico visitaban ocasionalmente a Sierva María, pero el médico no se encontraba seguro de que la niña tuviera la íra.

Capítulo II

Se nos comenta la historia del Marqués, que pretendía casarse con Dulce Olivia, que se encontraba internada en un manicomio. Su padre le prohibió casarse con ella y el Marqués se casó con doña Olalla de Mendoza. Al año de en matrimonio, doña Olalla murió por un rayo que les cayó. Al regresar del entierro, supo que Dulce Olivia se responsabilizaba del rayo.

Triste y derrotado, el Marqués le cedió a su esclava Dominga el control de su casa. Un año luego de quedar viudo, el Marqués se casó con Bernarda y concibieron a Sierva María. Sierva María se crio con las esclavas, de las que aprendió varias cosas, y gustaba de reposar con ellas. Con la desaparición de Dominga, Bernarda le devolvió a Sierva María su cuarto.

Bernarda revela que Judas es un ladrón y escoge matarlo. El médico sigue visitando a Sierva María y el Marqués tomo la decisión de contratar a toda clase de doctores y curanderos para contribuir a su hija. Le hicieron muchos rituales y ungüentos que en el final su herida empeoró y su tobillo se hinchó. Esto logró que el obispo del pueblo desatase el rumor de que Sierva María se encontraba trastornada, y el Marqués habló con este obispo para que internaran a su hija en un convento.

Capítulo III

Nada más ingresar en el convento, numerosas novicias intentan sacarle sus joyas a Sierva María, que responde mordiéndolas. La abadesa, Josefa Menadi, pretendía ver a la niña, pero era muy escurridiza. Un día, la escuchó cantar y siguió su voz hasta hallarla. Se encaró con Sierva María, pero ésta no ha dicho nada y se la llevaron a la fuerza hasta la más reciente celda del pabellón, donde la dejaron atada y encerrada.

Una criada tuvo la intención de sacarle los collares a la niña, pero ésta la tomó de las muñecas y se lo imposibilitó. Numerosas abadesas la rodearon para sacarle los collares, y las guardianas las echaron. La celda de la niña se transformó en la atracción primordial del convento y el obispo le dio la situación de la niña a Delaura, un alumno de el, para que la exorcizase. No obstante, Delaura se conquista de la niña.

Capítulo IV

Delaura está convencido de que Sierva María no está poseída. Va a casa del Marqués para preguntar por Sierva María y el hombre le cuenta que, de todos modos, quiere bastante a su hija y daría su alma por su salvación. Entonces, Delaura se marcha de la vivienda con una maleta que tenía dentro una tiorba, un instrumento que tocaba Sierva María.

Delaura fue a conocer al médico Abrenuncio y éste le narró que la niña no se encontraba endemoniada, pero que, si la cosa seguía como hasta el momento, moriría por la crueldad de los exorcismos. Delaura va entonces a buscar a Sierva María. La niña, al admitir su maleta, reaccionó ferozmente y Delaura le enseñó un crucifijo para calmarla.

Más tarde, el obispo descubrió a Delaura lleno de sangre y lágrimas gracias a la flagelación. Delaura le dice al obispo que fué víctima del demonio más terrible de todos: Sierva María.

Capítulo V

El obispo despojó de sus permisos a Delaura y lo mandó a ser útil como enfermero de leprosos en un hospital. Terminó ser que Delaura sintió deseo por Sierva María, y por eso se flageló a sí mismo para castigarse por tal pecado.

Una noche, Delaura se escapa del hospital para colarse en el convento. Delaura y Sierva María se vieron en misterio, recitándose versos, besándose y dejándose llevar por sus deseos carnales. No obstante, se mantuvieron vírgenes porque Delaura quiso sostener su voto de castidad, y Sierva María lo respetó y lo ha compartido con él.

Durante una visita, Sierva María pidió a Delaura que se quedara con ella, que se casaran o que se la llevara de ahí. Delaura, no obstante, escapa sin la muchacha y Sierva María enloquece de íra. Entonces, Sierva María atacó a la guardiana e prendió fuego su celda.

Una guardiana despierta a Sierva María. Martina, una vieja monja sentenciada a cadena perpetua por matar a dos compañeras, había escapado y acusaban a la joven de ser su cómplice. Trasladan a Sierva María a otra celda y Delaura no la encuentra. Va en busca del Marqués, sin triunfo, y el médico Abrenuncio le dice que nadie quiere entender nada de él porque se rumoreaba que había abusado de una niña.

Delaura cumplió condena como enfermero del hospital. En el convento, Sierva María dejó de comer de la pena y un 29 de mayo la guardiana la descubrió muerta de amor.

Opinión de Del amor y otros demonios

Como toda obra de Gabriel García Márquez, Del amor y otros demonios es una lectura particular y exclusiva, con una pluma peculiar.

Al ser una novela liviana, se lee muy de forma sencilla, más allá de que su contenido puede ser denso en varias oportunidades.
En la novela solamente hay conversaciones, y el creador usa los párrafos de esta corta historia para detallar con todo aspecto los sitios, la gente y los instantes. No obstante, los individuos podrían estar mejor construidos, debido a que es complicado conectar con ellos.

En determinante, Del amor y otros demonios es una novela que se lee en un suspiro. Sin ser una novela fundamentalmente oscura, sí que puede provocar desasosiego e impotencia al presenciar todas las barbaridades que le suceden a una niña de 12 años gracias a la ignorancia de quienes la cubren.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello Política de Cookies